//
estás leyendo...
Derechos Humanos

Reproducción Asistida y Eugenesia, Procedimientos Indispensables de Legislar

Por Brenda Luna Estrada

Actualmente existen diversos procedimientos para la reproducción asistida, los cuales encuadran completamente en el derecho a “decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de los hijos” que una persona desee tener, esto con fundamento en el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Los procedimientos de reproducción asistida pueden ser de dos tipos, ya sea Inseminación Artificial (IA) o Fecundación In Vitro (FIV), la reproducción asistida es el tratamiento de esterilidad o infertilidad que conlleva a una manipulación de los gametos, estos procedimientos son considerados como la alternativa y en muchos casos la solución para todas las parejas que tienen problemas para poder ser padres o inclusive aquellas personas que aun siendo solteras cuentan con todas las capacidades y el deseo de ejercer la paternidad/maternidad llevando a cabo cualquiera de las dos opciones.

Sin embargo, tanto la Inseminación Artificial como la Fecundación In Vitro solo están al alcance de cierto sector poblacional, debido a sus altos costos, es decir  la clase económica media/alta y alta de la población, son los únicos que pueden costear estas alternativas por medio del sector privado, es decir clínicas particulares con costos que van de los 60 000 a los 100 000 pesos.

Debido a que llevar a cabo cualquiera de los dos procedimientos por parte del sector publico de salud resulta prácticamente imposible por los requisitos que exigen y restricciones sumamente limitantes, las cuales por falta de elementos esenciales como lo son bancos de esperma,  se puede considerar o pensar como políticas discriminatorias para mujeres solteras o parejas del mismo sexo, pues no es posible brindarles un procedimiento completo si no consiguen por su cuenta la muestra necesaria para la implantación.

Por otro lado mujeres mayores a 35 años no reciben el apoyo, esto en base a las estadísticas medicas que consideran que después de esta edad existen riesgos en la concepción. Este resulta un tema muy controversial debido a que en la actualidad cada vez existen mas mujeres por encima de los 35 años que deciden embarazarse y llevan un embarazo sano y sin problemas para el feto y la madre, por lo que tal restricción se cree que debería estar sujeta a una examinación previa, realizar las pruebas medicas necesarias de la solicitante y así poder valorar que tan factible o no es llevar a cabo una reproducción asistida.

Ante estas circunstancias tenemos que dentro del sector publico de salud, hace falta implementar la creación de Bancos de esperma, así como otorgar apoyo en diversos ámbitos para que dejen de existir esas limitantes y no caer en la exclusión o discriminación a ninguna persona siempre y cuando su estado de salud sea optimo para ser candidato al procedimiento y evaluar cual de las dos alternativas es la adecuada para la persona que lo solicita.

3

No existe en la actualidad una ley dirigida a la reproducción asistida, han habido iniciativas de ley al respecto, pero mas que respaldar la igualdad de oportunidades y la equidad de genero, recaen en temas discriminatorios, en cuestión de genero, requisitos como certificados de concubinato o actas de matrimonio, lo cual resulta injusto para aquellas mujeres u hombres capaces de otorgar una excelente calidad de vida a un ser humano, sin la necesidad de contar con una pareja, por esta razón solo tenemos como principal sustento legal y referencia el artículo 4º de la constitución.

Pero para poder avanzar como país en este tema tan importante para el bienestar familiar y personal en México, legislar sobre la reproducción asistida siempre y cuando se haga de manera equitativa resulta una herramienta crucial para que el sector salud pueda crear, obtener, implementar y hacer uso de las instalaciones adecuadas, bancos de esperma y la capacidad de atender a un porcentaje mayor de pacientes, con la finalidad de llevar a acabo el derecho de reproducción y que deje de verse como una opción al alcance solo de personas con una economía superior al promedio de la población en general.

En este tema no solo es necesario Legislar en cuanto al sistema de salud del sector publico, existe otras prácticas importantes en cuanto a la manipulación genética que en ocasiones se lleva a la par de la reproducción asistida, pero que responden a otros intereses y  se practica en clínicas privadas en diversas partes del mundo, llamado Eugenesia  que es la aplicación de las leyes biológicas de la herencia para perfeccionamiento de las especies, en este caso la humana pero también es posible usarlo en vegetales y animales.

Existen opiniones a favor y en contra de la selección genética de los seres humanos, ya que esta selección implica poder escoger el sexo, color de ojos, cabello y piel con el fin de mejorar los rasgos hereditarios de acuerdo a “la percepción del cliente” y su ideales de “perfección”, siendo esto algunas veces un capricho de parejas que pueden tener hijos sin someterse a ningún tratamiento, pero quieren que su descendencia posea los rasgos que ellos determinen cual catalogo, esto resulta un ilógico para aquellas parejas que ocupan tratamientos con el único anhelo de tener un hijo, sin importar las características especificas que vaya a obtener, pues solo buscan concebir y asegurarse que el tratamiento sea exitoso, por ello existen ideas encontradas en este tema, personas que consideran esta selección de material genético como una falta de respeto a la vida, argumentando que no somos juguetes de aparador que se eligen de acuerdo a las exigencias de un mercado.

Por otro lado, a nivel mundial no existe la suficiente cultura para poder permitir una selección de sexo, cuando los índices de discriminación a la mujer siguen siendo alarmantes, razón por la que en muchas culturas los hombres anhelan que su primogénito sea varón. Si esto se volviese algo recurrente, o inclusive algo de moda, definitivamente generaría un desequilibrio natural de la población.

Como en toda problemática no podemos generalizar, existen excepciones en cualquier situación y es ahí donde debemos abrir paso a la legalidad, de ahí la pregunta; ¿existen casos donde realmente sea necesario o prudente la selección del sexo? La respuesta es si, existen registros médicos que determinan que ciertas enfermedades recaen únicamente en ciertos géneros, debido al material genético hereditario,  por lo que si alguno de los padres posee cierta enfermedad se buscara que su hijo no sufra ese padecimiento, este es uno de los casos en los que es considerada la eugenesia como una herramienta fundamental para el bienestar del futuro ser humano, estas afecciones llevan el nombre de enfermedades hereditarias monofónicas y son producidas por alteraciones en la secuencia de ADN de solo un gen, esto sucede cuando la madre o el padre poseen un gen anómalo, por ejemplo; cuando la mujer haya heredado el gen anómalo por parte de la madre y sea portadora de este mismo, no padecerá la enfermedad, porque el cromosoma X normal compensará la anomalía. En cambio, si es un varón el que recibe el cromosoma X anómalo sufrirá la enfermedad, la hija o hijas de igual manera pudieran ser únicamente portadoras de este gen, pero en caso de tener un hijo varón pudiera estar afectado.

Debido a las diversas combinaciones en cuestión genética este esquema puede variar dependiendo de quien es el transmisor del gen anómalo, quien lo hereda, quien solo lo porta y quien puede seguir heredándolo por generaciones.

Las enfermedades hereditarias monogéneticas mas comunes son:

Fibrosis quística
α y β-Talasemia
Síndrome de X frágil
Hemofilia A
Atrofia Muscular Espinal
Anemia falciforme
Neurofibromatosis Tipo 1 (NF1)
Enfermedad de Huntington
Poliquistosis renal autosómica recesiva
Distrofia Miotónica Tipo 1 (de Steinert)
Distrofia muscular de Duchenne/Becker
Síndrome de Marfan

Tomando en cuenta estas condiciones de carácter hereditario, las cuales pudieran ser evitadas mediante la selección del sexo para descartar o disminuir la posibilidad de que el nuevo ser nazca con alguno de estos padecimientos, la creación de las leyes correspondientes y necesarias sobre este tema, darían pie a grandes avances en materia de salud, propiciando oportunidades a millones de familias que se encuentran inmersas en estas circunstancias, dar certeza jurídica acompañada de resultados tangibles que puedan dar seguridad a las personas que requieran este tipo de procedimientos.

Por lo que después de analizar sólo algunos de los aspectos importantes en cuestión de reproducción asistida y Eugenesia, es importante recalcar que es un tema que merece ser atendido no solo en nuestro país  si no a nivel mundial y pueda darse respuesta a una de las necesidades básicas del hombre que es la reproducción, dar las mismas oportunidades a las personas cuando se demuestre su capacidad en base a los criterios únicamente necesarios, mas no discriminatorios pero legalmente justos, para llevar a cabo una reproducción asistida, determinar en que casos es posible la manipulación genética con fines específicos como la salud del nuevo ser.

Anuncios

Acerca de Mente legal

Proyecto de divulgación y promoción activista por un México más informado y con VISIÓN legal. ¿Quieres opinar y/o contribuir con este espacio? CONTÁCTANOS!!!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: